Seikos

Seikos.

Disculpen la urgencia y el tono. Se trata solo de compartir una imagen. Un desahogo estético que, una vez más, nace de la nostalgia. En ocasiones me siento incapaz de vigilar el fiordo. Lamento cualquier interrupción.

Anuncios

Flightmaster

Cualquier interesado en los relojes Omega debe visitar las páginas de Chuck Maddox en Internet. La información recogida en esta entrada sobre el Omega Flightmaster de la década de los setenta proviene fundamentalmente de sus trabajos.

El Flightmaster es uno de esos modelos que cuando era niño me hacía ir día tras día al escaparete de la relojería para quedarme embobado mirándolo durante un buen rato.

Omega Flightmaster (Ref. ST145.036).

 El Flightmaster es una variante del Speedmaster que Omega fabricó para aviadores desde 1969 hasta los primeros años de la década de los 70. La empresa de Bienne (Suiza) puso a la venta dos versiones de este modelo.

La referencia ST145.036 (calibre 911) monta el calibre de cuerda manual Omega 861, con la complicación de doble huso horario en el eje central de la esfera (en la imagen superior, la aguja de color azul). Esta función se controla con la corona situada a las diez. La corona colocada a las 8.30 horas mueve el bisel interior con escala sexagesimal. Los pulsadores del lado derecho controlan el cronógrafo de forma convencional.

Flightmaster 911 y 910.

El ST145.013 (calibre 910) también utiliza el calibre de cuerda manual 861, pero en la pequeña subesfera situada a la nueve, los segundos continuos se sustituyen por un dial de 24 horas con división día y noche (verde-negra).

Flightmaster calibre 911 con las agujas cronográficas amarillas.

Maquinaria de cuerda manual de un Flightmaster 911.

Este reloj comparte la caja con otros Omegas de la época como el Speedmaster Mark III. Sus dimensiones son 43 x 52 milímetros y 15 milímetros de grosor.

Del calibre 910 se fabricó una variante de oro macizo con la esfera de color claro. La cotización de esta versión se mueve entre los 17.000 y los 23.000 euros. Los de acero pueden comprarse por precios que van desde 1.800 a 3.200 euros.

Flightmaster calibre 910 de oro.

Fondo del Flighmaster de oro con el característico avión que todos llevan grabado.

Invenit et Fecit

François-Paul Journe.

François-Paul Journe es uno de los relojeros más laureados de la reciente historia de este oficio. Es quizá el más agasajado en los Grandes Premios de la Relojería de Ginebra (2003, 2004, 2005, 2006 y 2008). Su autoridad y su influencia pueden calificarse de indiscutibles.

En unas declaraciones a Pierre Maillard, en la edición en español de Europa Star, desvela su manera de ver la relojería.

«Si los grandes relojeros del pasado hubieran conocido el cuarzo, ¿lo hubieran utilizado? Naturalmente que hubieran usado el cuarzo ya que su objetivo supremo era la cronometría. La única diferencia sería que lo hubieran hecho con el cuidado de un relojero. Esto es lo que intento hacer: trabajar con cuarzo a la manera relojera, con extremo cuidado y aplicando innovaciones técnicas.»

Es interesante escuchar a quienes son capaces de dejar los prejuicios en el lugar en el que deben estar.

FPJ Centigraphe, centésimas de segundo mecánicas.

Maquinaria del Chronomètre Souverain.

Fortis & VW

Son dos marcas por las que siento predilección personal. Volkswagen y la empresa relojera Fortis vuelven a colaborar en el diseño de un reloj. El modelo se llama Spaceleader y ha sido dibujado por el departamento de diseño de VW.

Fortis Spaceleader

Fortis y VW ya colaboraron en 1972

Logotipo del premio de diseño

El Spaceleader ha sido premiado con la distinción IF Product Design 2010. Este instituto, con sede en Hannover (Alemania), reconoce la excelencia de los diseños industriales desde 1953.
El Spaceleader lleva en su interior el mecanismo automático con cronógrafo Valjoux 7750, uno de los más extendidos entre los relojes modernos. Incluye, fecha, día de la semana, subesfera de segundos horarios a las nueve y cronógrafo con contador de doce horas a las seis y de treinta minutos a las doce. Es sumergible hasta 100 metros de profundidad y su caja de acero tiene un diámetro de 43 milímetros. Resultan muy atractivos los enormes pulsadores del crono. Se trata de una edición limitada a 2.012 unidades.

Así diseña Volkswagen:

VW Golf R

418.392 horas después

Simplemente, todo esto empezó hace unas 418.300 horas. Recuerdo que cuando sólo habían transcurrido pocas más de 80.000 despertó mi interés por los relojes. Aquellos escaparates que me hacían soñar con ser el dueño algún día de un Seiko, un Omega o un Citizen… Quienes compartan esa nostalgia, quizá disfruten de los enlaces.

Omega Speedmaster Mark II. 1969

Omega Speedmaster Mark II. 1969. Ref. 145-014

Seiko 'Bullhead'. Años 70. Ref. 6138

Seiko Bullhead. Años 70. Ref. 6138

Citizen Bullhead Chronograph. Años 70. Ref. 8110

Citizen Bullhead Chronograph. Años 70. Ref. 8110