X Fathoms

‘Mechanical depth gauge’ o indicador mecánico de profundidad. Ese es el reto técnico que Blancpain ha decidido enfrentar con su nuevo modelo submarino X Fathoms. El indicador mecánico mide la profundidad en función de la presión hidrostática.

La membrana del profundímetro se encuentra en el fondo del reloj.

Los indicadores mecánicos de profundidad no tiene la precisión de los sistemas electrónicos. Como suele ser norma en el mundo de la alta relojería, el reto de los fabricantes es alcanzar la máxima precisión con sistemas estrictamente mecánicos.

La membrana del medidor de profundidad del X Fathoms está fabricada en una aleación de ‘metal amorfo’ que, según Blancpain, es el material ideal para este fin por sus propiedades elásticas y por su resistencia a la deformación constante.

La marca de Le Brassus asegura que esta opción permite reducir el espesor de la membrana a la mitad en comparación con el acero y ganar en sensibilidad y precisión. También permite evitar el riesgo de formación de microfisuras, dada la estabilidad de la aleación. Sin embargo, confiesan que «la naturaleza no lineal de la deformación de la membrana tuvo que ser corregida. La ingeniosa solución a este problema vino dada por el dentado asimétrico del piñón y la cremallera que compensan la curva de deformación de la membrana. La calibración individual de cada X Fathoms garantiza la máxima precisión de los datos sobre la profundidad».

Indicadores y funciones del X Fathoms.

Blancpain sostiene que su precisión en la escala de 0-15 m es de ± 30 cm. Una precisión que también persigue su maquinaria automática equipada con tres barriletes que le aseguran una reserva de marcha de cinco días. El mecanismo de regulación de la marcha del reloj incluye espiral de silicio, material inalterable frente a las perturbaciones magnéticas.

Símbolo nuclear en la esfera del Fifty Fathoms de 2010.

El X Fathoms es resistente al agua hasta 300 metros. Cuenta con una válvula de descompresión de helio para buceo de saturación y su bisel giratorio unidireccional mantiene el estilo gráfico de hace 60 años. También rinde homenaje al modelo original de 1953 reproduciendo en el fondo el icono de NO RADIACIÓN, un guiño al pasado que Blancpain ya había hecho en la reedición de 2010 del modelo Fifty Fathoms.

Con este lanzamiento la marca del Grupo Swatch se une a IWC, Jaeger Le Coultre y Favre Leuba que en los últimos años han lanzado al mercado modelos con profundímetro mecánico.

IWC Deep One.

IWC Deep Two.

JLC Master Compressor.

Fabre Leuba Bathy V.2.

Panerai Submersible Depth Gauge (PAM 193).

Como hemos comentado, en términos de precisión, los profundímetros electrónicos son, en general, más eficaces que los mecánicos. Quizá por eso Panerai optó por integrar un profundímetro electrónico en un reloj mecánico. La firma del grupo Richemont ha comercializado dos versiones de su modelo con profundímetro electrónico, el PAM 193 y el 307. Se trata de un reloj sumergible hasta 120 metros. El PAM 307 es una edición limitada a 500 unidades que fue dedicada en 2008 a la expedición Pangea, del aventurero Mike Horn. Su esfera es azul y el tratamiento luminiscente de sus índices y manecillas es de Super-LumiNova (no radiactiva). En cambio, la esfera del PAM 193 es negra y sus índices están tratados con tritio, que es un isótopo radiactivo del hidrógeno.

No son estos los primeros relojes en la historia que incorporan esta complicación. Les precedieron varios modelos en la década de los 60 del pasado siglo. Cualquier interesado puede disfrutar de ellos en este interesante enlace de la Zona Abisal del Foro de Relojes.

No se ha desvelado el precio del X Fathoms de Blancpain. Como referencia, podemos recordar que el JLC Master Compressor Diving Pro Geographic cuesta unos 19.500 euros.

Blancpain X Fathoms.

Índices y manecillas luminiscentes.

Hebilla de doble clavija.

Tres clásicos, tres precios

Los relojes sencillos, de caja redonda y sin demasiada complejidad técnica se han puesto de moda. Desde finales de 2009, la preferencia de muchos compradores por modelos de diseño clásico ha ido en aumento. En este terreno, los grandes grupos relojeros lo tienen fácil. Simplemente, rescatan viejas glorias de las décadas de los cuarenta, cincuenta o sesenta del siglo pasado.

Otros como Patek, Vacheron o Rolex (creador de un clasicismo de estilo propio) nunca han dejado de comercializar ese tipo de productos.

Tres clásicos, tres grupos relojeros, tres precios.

IWC Portofino (Ref. IW510103).

El calibre 59210 proviene de un reloj de bolsillo.

Al Portofino de International Watch Company (grupo Richemont) se le puede aplicar ese tópico del mundo del vino que dice que con el tiempo siempre mejoran. La versión de cuerda manual (calibre 59210), con ocho días de reserva de marcha (con indicador en la esfera entre las ocho y las nueve), es sin duda un modelo de gama alta. Su caja redonda mide 45 milímetros de diámetro y, además del pequeño segundero a las seis, incluye una ventanilla para la fecha a las tres. Para disfrutar de esta versión de acero hay que desembolsar 8.300 euros. La colección IWC Portofino tiene cuatro referencias.

Zenith Captain (Ref. 03.2020.670/01.C498).

El nuevo consejero delegado de Zenith (grupo LVMH) Jean-Fréderic Dufour prometió una vuelta a las raíces de la marca y una política de precios presidida por el sentido común. La reedición en 2010 de la colección Captain con maquinarias automáticas Elite (Elite 670 en el caso de este modelo de segundos centrales y fecha a las seis) forma parte de esa estrategia. Su precio con caja de acero (Ø 40 mm) y correa de piel está en torno a los 3.200 euros. Zenith ha presentado en la feria de Basilea de este año tres nuevas referencias dentro de la familia Captain: un modelo con fecha grande y fases de la luna (4.700 euros con caja de acero), otro con indicación de reserva de marcha (4.000 euros), y un modelo con doble huso horario, que se fabrica solo en acero.

Tissot Visodate 1957 (Ref. T019.430.16.031.01).

Tissot (Grupo Swatch) tiene en su catálogo relojes de todos los estilos. Entre los de corte clásico, el Visodate 1957 es un modelo mecánico de remonte automático (maquinaria ETA 2836-2), con reserva de marcha de 42 horas e indicación de horas, minutos, segundos, día y fecha. El primer Visodate fue lanzado en 1953 para celebrar el centenario de la marca. En Basilea 2010 presentaron esta reedición que, con caja de acero (Ø 40 mm), cuesta unos 380 euros.

Maradona, embajador

Ah, el marketing… ¡esa alquimia de los tiempos modernos!
Esta vez la palabra que encaja con la historia ha corrido peor suerte: prescriptor no es un término recogido en el diccionario de la Academia. Ya saben, esa persona que recomienda un producto sin tener capacidad para decidir la compra. Muchas empresas contratan famosos para tratar de convencer a los consumidores de que vale la pena comprar lo que venden. El anhelo de parecerse a ellos hace el resto.

Tiger Woods, con un TAG Heuer.

IWC GST Jan Ullrich (Ref. 3715).

El ciclista alemán Jan Ullrich.

En ocasiones el personaje elegido para favorecer la imagen del producto termina perjudicándola. La vida da muchas vueltas…
A veces los caminos mejor trazados se tuercen. Cualquiera puede entenderlo.

Hublot Big Bang Maradona (Ref. HUB1146).

Diego Armando, con el reloj en la muñeca.

Escoger el más tortuoso como punto de partida es un riesgo que Jean-Claude Biver habrá calculado.

Relojes de lujo en Internet

World Watch Report 2010

La alta relojería tiene tirón en la Red. Las búsquedas de relojes de lujo en Internet crecieron el 14% en 2009. El estudio de mercado de IC-Agency para la revista Europa Star desvela que el ineterés del público por la relojería de calidad en Internet desafía con éxito la crisis económica. Han analizado 500 millones de búsquedas de 25 marcas de relojes en 10 mercados (Brasil, Rusia, India, China, Japón, EE. UU., Gran Bretaña, Italia, Alemania y Francia). Las marcas han sido agrupadas en cuatro categorías:

Alta relojería: Audemars Piguet, Blancpain, Breguet, Girard- Perregaux, Jaeger-LeCoultre, Patek Philippe, Vacheron Constantin, Franck Muller, Zenith e IWC.
Relojes-joya femeninos: Bvlgari, Cartier, Chopard y Piaget.
Marcas de prestigio: Breitling, Hublot, Omega, Rolex y TAG Heuer.
Marcas de alta gama: Baume & Mercier, Ebel, Longines, Montblanc, Raymond Weil y Rado.

El estudio concluye que los internautas se interesan por modelos con un valor medio de 10.200 euros, que Facebook se ha consagrado como el lugar de encuentro de los aficionados (300.000 están suscritos a las diferentes páginas de las marcas), y que los mercados de los países emergentes (Brasil, Rusia, India y China) son los que más crecen (ya suponen el 12% de las búsquedas).

En la categoría de alta relojería, quienes más aumentan son Blancpain (+115%), Jaeger-LeCoultre (+114%) y Audemars Piguet (+81%). La mayor caída en el número de búsquedas la registra Zenith (-51%). La categoría la lidera IWC, que acapara el 24,7% del total, con cinco modelos entre los diez primeros. De los 120 modelos analizados en la categoría, éstos son los líderes (% de búsquedas):

JLC Reverso

AP Royal Oak

IWC Portugués

  1. Jaeger-Le Coultre Reverso………………………..8,2
  2. Audemars Piguet Royal Oak………………………7,1
  3. IWC Portugués…………………………………………..6,3
  4. IWC Aquatimer…………………………………………..5,4
  5. IWC Pilot…………………………………………………….4,9
  6. Zenith El Primero……………………………………….4,6
  7. Zenith Defy…………………………………………………4,2
  8. Blancpain Leman………………………………………..4,1
  9. IWC Ingenieur……………………………………………3,8
  10. IWC Portofino…………………………………………….3,5

Los 10 relojes más buscados del conjunto del estudio son:

Omega Seamaster

Omega Speedmaster

Rolex Submariner

  1. Omega Seamaster…………………………………….10,6
  2. Omega Speedmaster………………………………….5,1
  3. Rolex Submariner……………………………………….4,4
  4. Rolex Daytona…………………………………………….4,1
  5. TAG Heuer Carrera……………………………………..4,0
  6. TAG Heuer Aquaracer…………………………………3,6
  7. Rolex Datejust…………………………………………….3,5
  8. Cartier Tank………………………………………………..3,0
  9. Omega Constellation………………………………….2,9
  10. TAG Heuer F1………………………………………………2,8

Entre los prescriptores (famosos que anuncian el producto) reina Tiger Woods (TAG Heuer, que ha suspendido temporalmente su colaboración con la estrella del golf por sus problemas matrimoniales), con el 25,8% de las búsquedas. En segundo lugar se coloca la actriz india Aishwarya Rai (Longines), con el 9,8% y, en tercero, Nicole Kidman (Omega), con el 5,5%.

Por último, quien más fans tiene en Facebook es Hublot (56.000), seguida de Cartier y TAG con 44.500 y 36.600, respectivamente. En alta relojería, las marcas con más seguidores son IWC (8.500), Audemars Piguet (5.600) y Vacheron Constantin (3.300).

Porsche Compass

El mejor matrimonio entre el mundo del automóvil y el de la relojería ha sido quizá el que consumaron Ferdinand Porsche (Porsche Design) e IWC a finales de la década de los 70. En 1978, International Watch Company había sido comprada por la empresa VDO, dedicada a la fabricación de componentes electromecánicos para la industria automovilística (que, a su vez, fue adquirida por la multinacional Mannesman). Los nuevos dueños de IWC, Lange & Söhne y Jaeger-LeCoultre apostaron fuerte por las ideas de Porsche. Fruto de esa unión vio la luz el primer reloj de pulsera fabricado en titanio o el codiciado Ocean 2000.

Pero de la decena de modelos que llevaron ambas marcas serigrafiadas en la esfera hay uno que destaca por su singularidad: el IWC Porsche Design Compass. Una brújula debajo de un reloj de pulsera, a la que se accede abriendo una bisagra. Su caja de aluminio mide 39 milímetros de diámetro y 13 de grosor. Su maquinaria es automática calibre IWC 375 (ETA 2892). Además de la brújula convencional, tiene indicación de horas, minutos, segundos centrales y calendario de ventanilla, a las tres. Se comercializaron versiones con dos movimientos, uno de los cuales añadía información de las fases de la luna, a las doce. En la Red se pueden comprar modelos usados caros y algo más baratos.

IWC Porsche Design Compass. Ref. 3510

IWC Porsche Design Compass. Ref. 3551

Apertura de bisagra.

La brújula.

Perfil.

Una brújula en un reloj… La irrupción de la electrónica puede llevar a pensar que la idea no tiene deamasiado mérito. Pero es un argumento de venta que, salvando las distancias, todavía funciona muy bien en el mercado. Algunos ejemplos:

Linde Werdelin. The One, junto a The Rock.

Garmin Forerunner 310XT.

Suunto Vector.

Tissot TTouch.

International Watch Company

1. Portugués Repetición de Minutos. Ref. IW544901

2. Portugués Calendario Perpetuo. Ref. IW502121

3. Portugués Tourbillon Rétrograde. Ref. IW504401

Tres ejemplos de lo que IWC presenta estos días en el SIHH.

  1. Repetición de Minutos. La variación más significativa respecto a la versión anterior es que la subesfera de los segundos se traslada de las nueve a las seis. Sonería para las horas, los cuartos y los minutos. Utiliza el calibre 98950.  Caja: Ø 44 mm, grosor 14 mm. Se fabricarán 500 unidades de cada una de las versiones de platino y oro rojo.
  2. Calendario Perpetuo. La novedad es sólo cromática. Presentan una versión de oro blanco con esfera azul ‘medianoche’ y otra de oro rojo con la esfera negra. Mantiene el calibre 51614 de cuerda automática, con 7 días de reserva de marcha. Caja: Ø 44,2 mm, grosor 15,5 mm.
  3. Tourbillon Mystère Rétrograde. El nuevo modelo prescinde del segundero pequeño a las nueve y lo reemplaza por un calendario retrógrado situado entre las seis y las nueve (requiere ajuste manual en los meses de menos de 31 días). Elimina también el cerco metálico que rodeaba el tourbillon, que sigue presidiendo la esfera a las doce en punto. Caja: Ø 44,2 mm, grosor 15,5 mm. Los ejemplares con caja de platino están limitados a 250; con la de oro rojo, a 500.

Pocas novedades, pero extraordinaria belleza, tanto en los nuevos modelos como en las versiones a las que sustituyen o complementan:

Repetición de Minutos. Ref. IW524204

Calendario Perpetuo. Ref. IW502119

Tourbillon Mystère. Ref. IW504207