Brilliant & Reasons

Imagen

Bell&Ross 01 Aviation Collection 2013: Climb, Airspeed y Heading Indicator.

Vender con argumentos. La mayoría de los relojes que fabrica Bell&Ross utilizan movimientos mecánicos automáticos corrientes, de base ETA. En ningún caso quiere esto decir que técnicamente sean relojes de poco mérito. Algunos de ellos son piezas complicadas. Pero su estrategia de producto basada en montar maquinarias normales les permite venderlos a precios razonables (entre 3.000 y 4.500 euros).

B&R

B&R 01 Altimeter, Horizon, Turn Coordinator, Compass y Red Radar.

Probablemente, lo que ha llevado al éxito a B&R es su capacidad para contar historias con sus productos. Aborda la relojería como si se tratara de una suerte de narración literaria o cinematográfica. El género aeronáutico es sin duda su principal filón argumental. El primer capítulo lo escribieron en 2005 con el lanzamiento del BR 01 Instrument, después llegaron el BR01 Compass (2010), el BR01 Radar (2011) y, en 2012, la Aviation Collection formada por el BR 01 Horizon, el Altimeter, y el Turn Coordinator.

Ahora presentan otro trío (BR 01 Climb, Airspeed y Heading Indicator) dentro de esta colección, en edición limitada a 999 unidades de cada modelo. En PuristSPro detallan cómo son los tres nuevos relojes que podrán verse en Basilea 2013.

Caja

También ofrecen una caja de coleccionista en edición limitada a 99 ejemplares que contiene los seis relojes de la Aviation Collection: BR 01 Horizon, Altimeter, Turn Coordinator, Heading Indicator, Airspeed y Climb.

Anuncios

B&R

Si bien Panerai es probablemente el mayor éxito del marketing relojero de todos los tiempos (convertir una fábrica de relojes para buzos militares en una de las marcas más deseadas de la relojería de lujo no es cualquier cosa), quienes probablemente más se han acercado a ese modelo de negocio con acierto han sido Bruno Belamich y Carlos A. Rosillo.

Al igual que Officine Panerai, Bell&Ross encarna un modelo de negocio digno de formar parte de los ejemplos que se enseñan en las escuelas del ramo. Todo lo han hecho bien. Su posición en el mercado partiendo de la nada así lo refrenda. Probablemente, han sido capaces de acertar en lo más complicado: diseñar relojes que seducen a muchas personas de cualquier condición y nacionalidad.

A estos no hay que explicarles nada sobre cuál es su ‘target’. Prácticamente no fallan una.

La reinterpretación presentada en Basilea del modelo de horas saltantes que en 2002 encargaron a Vincent Calabrese es subyugadora.

B&R WW1 Horas saltantes de oro rosa

Movimiento mecánico de cuerda automática. Hora saltante. Tornillos azulados, masa oscilante y puentes decorados y grabados ‘con motivos ‘Côtes de Genève’’.
Funciones: indicación de las horas en ventanilla a las 12; de los minutos, aguja central; y reserva de marcha a las 6 horas.
Caja: 42 mm de diámetro, de oro rosa de 18 quilates. Cristal de zafiro antirreflejos. Fondo de zafiro.
Hermeticidad: 100 m
Edición limitada a 50 unidades (25, la versión de platino).
Precio: 19.000 euros (29.000, la edición de platino).

Lo bordan.