Recreación

Ressence Type 3.

Ressence Type 3.

Es algo así como reinterpretar la esencia del movimiento del reloj. El belga Benoit Mintiens presentó su invención en la feria de Basilea de 2010. El Ressence tiene la esfera con las indicaciones horarias separadas, como los reguladores. Aunque lo más notable de su creación es el movimiento rotatorio del dial y las subesferas al compás de los minutos, aunque no hayan sido los primeros en proponer ese juego visual.

El modelo que llevan este año a Basilea añade la fecha y el día de la semana a las indicaciones horarias de las primeras versiones. Pero, sobre todo, lo que añade es poderío visual. La doble fila de indicaciones que forman los minutos y la fecha en la parte exterior de la esfera resultan impresionantes estéticamente. Además, la sensación de perfección se ve incrementada por la ausencia de corona para cambiar las indicaciones.

Ressence

Frontal, fondo y vista nocturna de la esfera con indicaciones luminiscentes.

Mide 44 milímetros de diámetro y 15 de grosor. Utiliza un mecanismo automático ETA 2824, y tanto la esfera como el fondo están recubiertos con cristal de zafiro. Es el fondo de zafiro el que hace las veces de corona, cambiando su posición para acceder a las diferentes funciones: dar cuerda, cambiar la fecha y poner el reloj en hora. Un sistema de engranajes gravitacional permite que el ajuste de la hora se desconecte simplemente invirtiendo el reloj.

type3-C2El precio gira en torno a los 15.000 euros.

Anuncios

Brilliant & Reasons

Imagen

Bell&Ross 01 Aviation Collection 2013: Climb, Airspeed y Heading Indicator.

Vender con argumentos. La mayoría de los relojes que fabrica Bell&Ross utilizan movimientos mecánicos automáticos corrientes, de base ETA. En ningún caso quiere esto decir que técnicamente sean relojes de poco mérito. Algunos de ellos son piezas complicadas. Pero su estrategia de producto basada en montar maquinarias normales les permite venderlos a precios razonables (entre 3.000 y 4.500 euros).

B&R

B&R 01 Altimeter, Horizon, Turn Coordinator, Compass y Red Radar.

Probablemente, lo que ha llevado al éxito a B&R es su capacidad para contar historias con sus productos. Aborda la relojería como si se tratara de una suerte de narración literaria o cinematográfica. El género aeronáutico es sin duda su principal filón argumental. El primer capítulo lo escribieron en 2005 con el lanzamiento del BR 01 Instrument, después llegaron el BR01 Compass (2010), el BR01 Radar (2011) y, en 2012, la Aviation Collection formada por el BR 01 Horizon, el Altimeter, y el Turn Coordinator.

Ahora presentan otro trío (BR 01 Climb, Airspeed y Heading Indicator) dentro de esta colección, en edición limitada a 999 unidades de cada modelo. En PuristSPro detallan cómo son los tres nuevos relojes que podrán verse en Basilea 2013.

Caja

También ofrecen una caja de coleccionista en edición limitada a 99 ejemplares que contiene los seis relojes de la Aviation Collection: BR 01 Horizon, Altimeter, Turn Coordinator, Heading Indicator, Airspeed y Climb.

Pendulum

TAG Heuer presenta en el Salón de Basilea su reloj experimental Grand Carrera Pendulum. Como de costumbre, su funcionamiento lo explica con singular claridad Jordic en los foros de Cronomundi.

Se trata del primer movimiento mecánico (no utiliza componentes electrónicos) sin muelle en forma de espiral. En los relojes mecánicos, el órgano regulador (escape de áncora) incluye un muelle en forma de espiral que, unido a un volante, oscila alternativamente en una frecuencia determinada para garantizar el isocronismo. Debe oscilar con precisión (fracciones de tiempo idénticas) y de forma estable.

La invención de TAG Heuer recibe su nombre del reloj de péndulo creado por Huygens en 1657. Fue Christiaan Huygens quién inventó la espiral en ese año, inspirándose en Galileo. Desde entonces, el órgano regulador de todos los relojes mecánicos se ha basado en un sistema de torsión compuesto por volante y espiral. El muelle espiral, una cinta enroscada de fina aleación metálica, proporciona el par de fuerza necesario para que el volante oscile y regule su frecuencia.

Escape de áncora del Pendulum, en el que el muelle en forma de espiral que hace posibles las oscilaciones isocrónicas ha sido sustituido por un campo magnético generado por cuatro imanes.

El Pendulum Concept reemplaza la espiral por un campo magnético formado por cuatro imanes que generan las oscilaciones del volante. Los ingenieros de TAG aseguran que «no hay pérdida de amplitud y la frecuencia del movimiento puede modularse en un espectro muy extenso sin sobrecargar el suministro de energía. El resultado es un aumento significativo de la precisión (división del tiempo) y del rendimiento (exactitud y estabilidad de la frecuencia)».

La frecuencia de oscilación es de 43.200 alternancias / hora
(6 herzios), sólo alcanzada antes en un reloj mecánico por Audemars Piguet en su calibre 2908 con escape Audemars Piguet.

Maquinaria del Jules Audemars con escape AP.

Tudor vs Rolex

Hans Wilsdorf.

Durante no pocos años los relojes fabricados por Tudor han parecido copias de los modelos de Rolex, clones carentes de personalidad propia. Esta era la intención de Hans Wilsdorf cuando creó la marca en 1946: «Llevaba muchos años estudiando la idea de fabricar relojes que nuestros concesionarios pudieran vender a un precio un poco más bajo que el de nuestros Rolex, pero alcanzando los mismos niveles de confianza».

Modelos Tudor de finales del siglo pasado.

Probablemente el plagio no formaba parte de la idea original. En los últimos tres años la estrategia de aprovechamiento intensivo de los conceptos de Rolex ha cambiado. Tudor ha empezado a comercializar modelos con estilo propio. Su patrocinio de la Copa Porsche puede entenderse como una declaración de principios sobre el tipo de relojes que quieren fabricar.

Tudor Hydronaut.

Tudor Grantour.

Tudor Iconaut.

Tudor Heritage, novedad en Basilea.

Estilo deportivo con reminiscencias retro, en cierta manera, clásicas. Tipografías originales para los números de los biseles y precios que cumplen la promesa hecha por Wilsdorf hace más de sesenta años: entre 1.100 y 3.500 euros.

La fórmula es utilizar mecanismos automáticos fabricados por ETA (Grupo Swatch). El 7753 Valjoux, para los cronógrafos; ETA 7754 Valjoux, para los cronos con doble huso horario; ETA 2824, para los automáticos con fecha; ETA 2834, para los modelos femeninos; y, ETA 2892, para los automáticos con función GMT.

Maradona, embajador

Ah, el marketing… ¡esa alquimia de los tiempos modernos!
Esta vez la palabra que encaja con la historia ha corrido peor suerte: prescriptor no es un término recogido en el diccionario de la Academia. Ya saben, esa persona que recomienda un producto sin tener capacidad para decidir la compra. Muchas empresas contratan famosos para tratar de convencer a los consumidores de que vale la pena comprar lo que venden. El anhelo de parecerse a ellos hace el resto.

Tiger Woods, con un TAG Heuer.

IWC GST Jan Ullrich (Ref. 3715).

El ciclista alemán Jan Ullrich.

En ocasiones el personaje elegido para favorecer la imagen del producto termina perjudicándola. La vida da muchas vueltas…
A veces los caminos mejor trazados se tuercen. Cualquiera puede entenderlo.

Hublot Big Bang Maradona (Ref. HUB1146).

Diego Armando, con el reloj en la muñeca.

Escoger el más tortuoso como punto de partida es un riesgo que Jean-Claude Biver habrá calculado.